BLACK FRIDAY 60% Off – UNLIMITED SPANISH COURSES

Day(s)

:

Hour(s)

:

Minute(s)

:

Second(s)

Escucha un nuevo episodio de Unlimited Spanish, tu material favorito para practicar tu español hablado y oído. También aprenderás sobre el estilo de vida y la cultura, el idioma, el vocabulario y cómo mejorar tu español de forma más efectiva.

Transcripción:

  • Me he comprado un nuevo curso de español.
  • ¿Otro? Pero… ¿Cuántos tienes ya?
  • 337, pero estoy seguro que este será el definitivo.

¡Hola! Soy Óscar. Gracias por acompañarme en un nuevo episodio del pódcast de unlimitedspanish.com.

Hoy:

  • Voy a reflexionar sobre la frustración que pueden sufrir algunos estudiantes de español.
  • En la segunda parte practicarás con un punto de vista. ¡Conocerás a Julio y Julieta y sus aventuras!

Muy bien, ¡empecemos!

Aprender a hablar un idioma como el español no es tan simple como estudiar un par de días. ¿Te imaginas? Si fuera así todos seríamos políglotas. En un mes podríamos aprender 15 idiomas nuevos, o 14 si somos perezosos 🙂

Cuando tu objetivo es tener un buen nivel, el proceso requiere de cierto tiempo. Por ejemplo, mi Curso Original tiene 20 unidades. Está diseñado para estar un mínimo de una semana por unidad. Eso sí, te aseguro que si sigues las instrucciones, al finalizar el curso podrás ver como tu fluidez mejora drásticamente.

Durante el tiempo de aprendizaje hay algunos estudiantes que pierden la paciencia y se frustran. Van de la fase de tener una fuerte motivación inicial debido a la novedad de aprender español, a una fase rutinaria que lleva a la frustración si no ven una constante mejora.

Es habitual que el estudiante frustrado se culpe a sí mismo. Por ejemplo, pensamientos tales como: “no soy bueno para aprender idiomas”, “como adulto es casi imposible aprender”, “no tengo memoria para recordar todo este vocabulario”, “estoy haciendo el ridículo cuando hablo” pueden ser habituales.

Esto es peligroso porque afecta a la motivación, y las posibilidades de dejarlo son muy altas.

También hay estudiantes que culpan al método. Por ejemplo, se dicen a sí mismos: “Este método no sirve para nada”, “Estoy perdiendo el tiempo”, “esto no tiene sentido”, etc.

Lo que acaban haciendo es comprando multitud de cursos y sistemas con la esperanza de que el último curso sea el definitivo, el que funcione. No estoy en contra de abandonar un curso si su metodología no es eficaz. No quiero decir nombres, pero hay grandes compañías que están más preocupadas por el marketing y el valor percibido que por el valor real, y algunos de estos sistemas son muy superficiales. Es decir, no aprendes de forma profunda y duradera.

Como creo que sabes, mi sistema está específicamente orientado a desarrollar el habla. Se basa en la repetición de escucha de audio espaciada en el tiempo —esto es, repetir el contenido en diferentes días para dejar que el cerebro tenga tiempo de asimilar y consolidar—. Esto se combina con los ejercicios de preguntas y respuestas que ayudan al estudiante a hablar desde el primer día. También, por supuesto, puedes aprender diferentes tiempos verbales con los puntos de vista.

Volviendo a la frustración del estudiante, creo que la clave para evitarla es no centrarte en los resultados sino en el tiempo que estás dedicando al aprendizaje.

Imagínate que estás en la unidad 8 del Curso Original. En vez de intentar evaluar tu progreso, porque aún no has finalizado, y que además es algo muy subjetivo, simplemente lleva un registro del número de horas que dedicas. Puedes, por ejemplo, utilizar una hoja de cálculo y apuntar semana a semana cuánto tiempo estás escuchando.

De esta manera te quitas la presión de encima y te centras en lo que realmente importa y puedes controlar: el tiempo dedicado.

Y si no puedes resistirte, escucha una lección anterior. Por ejemplo, la unidad 2 o 3. Verás que parecen más fáciles que antes. Esto significa que estás progresando, aunque como te decía, lo más importante es acumular horas de escucha.

Respecto al tiempo necesario para interiorizar el idioma, ten en cuenta que nuestro cerebro necesita bastantes días para asimilar patrones, sonidos, palabras y expresiones nuevas. Piensa como aprendiste tu idioma materno. Hay estudios que indican que cuando somos pequeños, estamos unos dos años escuchando nuestros padres antes de poder articular frases. Esto se le llama “periodo silencioso” y es así porque el cerebro está aprendiendo y asimilando. Imagínate un niño pequeño que piense: “¡Buah! Parece que no puedo ni decir ni una palabra, así que me taparé las orejas para no escuchar. O mejor, me cambio de padres”.

¡Y por último, no te olvides de disfrutar! Tómate la escucha de las lecciones más como un juego que como una obligación. En las lecciones de los cursos intento que el contenido sea divertido, entretenido y un poco absurdo. Esto lo hago para que no sea aburrido y puedas recordar mejor.

En resumen, céntrate más en lo que puedes controlar: el tiempo que dedicas a escuchar las lecciones e intenta disfrutar de las historias que tienen personajes un poco locos.

Espero que esto te sirva en tu viaje hacia la fluidez en español.

Por cierto, recuerda que en mi página web unlimitedspanish.com puedes encontrar los 5 pilares para aprender español. A través de unos videos cortos (en inglés o español), aprenderás las mejores técnicas para mejorar tu fluidez.

[FIN DEL EXTRACTO]

Recursos:

  • Audio en MP3 (Haz clic en el botón derecho del ratón para guardar.)
  • Transcripción del episodio en PDF

Material recomendado: