Escucha un nuevo episodio de Unlimited Spanish, tu material favorito para practicar tu español hablado y oído. También aprenderás sobre el estilo de vida y la cultura, el idioma, el vocabulario y cómo mejorar tu inglés de forma más efectiva.

Transcripción:

  • Uno… Dos…Tres… Suficiente por hoy. Tengo que reponer fuerzas. Voy a comerme una paella…

¡Hola! Soy Óscar. Gracias por acompañarme en un nuevo episodio del pódcast de unlimitedspanish.com.

Hoy:

  • Voy a hablar de mis aventuras de verano.
  • A continuación, vas a practicar tu fluidez con una mini-historia. Hoy uso la primera persona del singular. Hace tiempo que no la usaba en una mini-historia.

Muy bien, ¡empecemos!

¿Cómo estás? Yo estoy muy contento de estar de vuelta. Es decir, de regresar con nuevos episodios recién salidos del horno. Bueno, eso es una metáfora. En realidad, no cocino los episodios en el horno, pero, pensándolo bien… Podría preparar unos sabrosos pasteles…

Este verano ha sido interesante para mí. Después de mucho tiempo poniendo excusas para no ir al gimnasio, finalmente, y arrastrando los pies, entré en el edificio del gimnasio para inscribirme.

La persona que me atendió, cuando alzó sus ojos para mirarme, me preguntó si estaba bien. Supongo que las lágrimas que corrían por mi cara porque en realidad no quería inscribirme, no ayudaban en esa situación.

Acabo de cortar cebollas— Le respondí. El recepcionista me miró con cara de estupefacción, esto quiere decir estar muy sorprendido, y acabó la inscripción.

“¡Ahora no tengo excusas!”, me dije a mí mismo. Así que, al día siguiente, preparé la bolsa del gimnasio, que consistía en ropa deportiva, una toalla, jabón… Y un paquete de donuts para reponer fuerzas.

Por cierto, siempre escojo donuts de dieta. Es decir, los que tienen un agujero en medio. Así comes menos cantidad debido al agujero. Bueno, sigo con la historia.

El primer día de gimnasio me lo tomé con mucha calma. “Nada de forzar, que estoy oxidado”, me decía a mí mismo. “Estar oxidado”—rusty en inglés— en este caso quiere decir que tu cuerpo no está preparado para la actividad física.

Pero incluso tomándomelo con calma, estuve dos días con agujetas, que casi no me podía mover.

Las agujetas son dolores musculares después un esfuerzo no habitual.  Es una palabra interesante, ya que parece que esté relacionada con “aguja” —needle en inglés—, como si tuvieras agujas en los músculos.

Bueno, después de algunas sesiones y varias cajas de donuts para reponer las energías, me empecé a sentir mejor haciendo ejercicio, pero un día…

Un día, después de hacer mis ejercicios en el gimnasio, procedo a hacer unos pocos estiramientos. Estaba sudado y en ese gimnasio ponen el aire acondicionado con bastante potencia. Así que noto un poco de frío, aun así, no le doy importancia.

Al día siguiente empecé a tener síntomas de un resfriado, y pasé tres días con fiebre ligera y con molestias en la garganta. Unos días más tarde ya estaba mucho mejor. Alguien me dijo que no había relación entre el cambio de temperatura del gimnasio que experimenté y los síntomas posteriores. Eso no lo sé.

Curiosamente, durante esos días de reposo también desarrollé un poco de dolor de espalda. Así que me lo tomé con calma un par de semanas y no fui al gimnasio…

Finalmente, sin excusas, ya… Fui una vez más al gimnasio, pero la verdad, con estas olas de calor terribles, pensé que lo mejor era cambiar el escenario por uno más de verano: la playa.

Estas últimas semanas me lo he pasado muy bien en la playa y, además, me he puesto bastante moreno.

Bueno… Finalmente, me prometí a mí mismo volver al gimnasio… En septiembre, si no pasa nada. Así que deséame suerte 🙂

Por cierto, recuerda que en mi página web unlimitedspanish.com puedes encontrar los 5 pilares para aprender español. A través de unos videos cortos (en inglés o español), aprenderás las mejores técnicas para mejorar tu fluidez.

[FIN DEL EXTRACTO]

Recursos:

  • Audio en MP3 (Haz clic en el botón derecho del ratón para guardar.)
  • Transcripción del episodio en PDF

Material recomendado: